Ni el enemigo, ni mucamas.

Imagen

05/01/2021

simpa

Reflexiones alrededor del mal entendido “Nursing Power”


Desde el Colegio de Enfermería de Asturias, tras la nota publicada en la web (https://www.simpa.es/el-power-nursing-y-la-atencion-primaria) y redes sociales del sindicato médico SIMPA, queremos realizar varias aclaraciones tanto por las alusiones a esta Corporación como por los inexplicables ataques a las enfermeras:
 
Vaya por delante que la crítica de las políticas y estrategias sanitarias nos parece de lo más sano, siempre y cuando se haga con argumentos de peso, sólidos y contrastados. Si de lo que se trata en el Sistema Sanitario es de mejorar y por tanto basarse en una práctica sanitaria basada en la evidencia, hagámoslo también en la gestión sanitaria, basémonos en la evidencia, y no tanto en “la eminencia”, que es lo que se ha pretendido y se pretende. Criticar las estrategias sanitarias por el hecho de que sean enfermeras las que las llevan a cabo y no en base a criterios o resultados cae nuevamente en lo etiquetable de “enfermeroginia”. Otra vez.
 
El texto “EL POWER NURSING Y LA ATENCIÓN PRIMARIA” es presentado en todo momento en primera persona, desconociendo la identidad de la persona firmante. Nos parecería interesante conocer el/la autor/a, para saber si estamos frente a una simple opinión personal o por el contrario frente a una postura formal y completa de todo el sindicato médico. Las conclusiones serían muy diferentes.
 
 El artículo comienza introduciéndonos en el mundo de los lobbies, concretamente habla de “el último episodio de ejercicio de poder de un lobby”.
Si ya es muy chocante que un sindicato médico hable de lobbies y grupos de presión, lo es más que para ello argumente que hay "enfermeras y enfermeros que ocupando cargos políticos y de responsabilidad sanitaria defienden a ultranza sus intereses corporativos". Dicho así cualquiera podría pensar que el sistema sanitario está únicamente en manos de esas terribles enfermeras corporativas, presentes en todas las direcciones, en todas las gerencias, en todas las Consejerías...
Esta "argumentación" se cae por su propio peso. A día de hoy la responsabilidad en gestión sanitaria la ocupa "el lobby médico". Prácticamente todos los cargos de gestión sanitaria, tanto en Consejería, en el SESPA o las áreas sanitarias la gestión es médica.
No olvidemos, que no se escape el dato, que a las enfermeras se les ha hurtado la posibilidad de dirigir equipamientos o Unidades de Gestión Clínica en Asturias por el mero hecho de ser enfermeras. Eso sí ha sido fruto de la presión de un verdadero "lobby”. Adivinen cuál.
 
Se habla en este texto anónimo de una sublevación, "la auténtica sublevación que ha habido en algunos centros y, como caso más sangrante, en el Área de Avilés por parte de la dirección de enfermería y apoyados por la gerencia". Habrá que poner en contexto la situación, cosa que no ha hecho el firmante. En lo peor de la pandemia el SESPA presentó un nuevo borrador de estrategia para Atención Primaria, sin contar con interlocutores ni agentes sociales para, ni siquiera, poder argumentar posiciones ante unas medidas que este Colegio consideró que atentan contra la lógica y la dignidad de las enfermeras, y eran contrarias a la propia línea estratégica que se venía desarrollando para la atención primaria en nuestra comunidad.
Lo que se planteó en el área III, el área “sublevada”, fue una prueba documental que demostró que la creación de la famosa “agenda no demorable” para las enfermeras no mejoraba en ningún caso la gestión de esa demanda. Y por ahí viene su problema, sospechamos.
 
En una cosa estamos de acuerdo, en el Colegio, al igual que ustedes, también nos alegramos y estamos orgullosos del trabajo que están realizando las 7000 enfermeras que trabajan en Asturias, y por supuesto las enfermeras de Atención Primaria. Han demostrado capacidad de organización, liderazgo y resolución mucho más allá de lo que el sistema les reconoce y les debería remunerar. Eso sí, no por ello las enfermeras consideraron, en lo más crudo de la pandemia, hacer ninguna huelga por responsabilidad y respeto a la ciudadanía. No todos pueden decir lo mismo.
 
Coordinación sociosanitaria, apoyo y gestión en los centros escolares, cribados para diagnóstico, seguimiento y monitorización de la COVID, o la actual vacunación. Las enfermeras han sido las profesionales que han salido de su consulta para atender a la comunidad, recordémoslo.
 
No, no se engañen, las enfermeras no renunciamos a nada, es más, queremos ser y somos una muy buena solución para los retos del sistema. Y no sólo lo decimos nosotros, lo dice la OMS y organismos internacionales, no es cosa de “intereses corporativos”.
Se han equivocado. Las enfermeras no somos el enemigo, pero tampoco somos las palmeras de ninguna otra profesión. En nuestro trabajo nadie nos tiene que decir lo que tenemos que hacer, lo que hay que hacer ni cómo hacerlo, como nosotras no lo hacemos con el resto. Creemos que las enfermeras han demostrado una alta capacidad profesional y un gran compromiso con el sistema y los ciudadanos asturianos, cuestionar eso es vivir fuera de la realidad.
 
Se cuestionan ustedes la creación y el porqué de una Dirección General de Cuidados (por el hecho de que la dirija un enfermero). La Dirección General de Cuidados, Humanización y Coordinación Sociosanitaria es una Dirección General para todos los profesionales, no sólo para enfermeras, son cuestiones que tampoco son ajenas a los médicos de esta comunidad.
Otra cosa es que se empiece a ver, y no guste, estos otros aspectos de la sanidad y se le dé una importancia que antes se escondía, y que las enfermeras lideran de forma diferente y autónoma.
Puede ser duro de asumir, pero oigan, las cosas están cambiando y no pasa nada, van a mejorar.
Por otro lado, su comentario sobre la "Consejera enfermera en la sombra" creemos que retrata más las filias y fobias del firmante anónimo que otra cosa. Poco se puede comentar.
 
Hablan de la desproporción del trabajo en Atención Primaria entre médicos y enfermeras, y la posibilidad de reducir la cantidad de enfermeras (justo lo contrario a lo que recomiendan todos los organismos con una mínima autoridad en la materia).
Al contrario que ustedes, desde este Colegio creemos que si realmente hacen falta médicos habrá que pedirlos y mejorar su situación, pero también creemos que hay que salir de la visión de Atención Primaria como un “consultorio o un ambulatorio” y crecer hacia modelos del siglo XXI.
Tener enfermeras a modo de secretaria, preparando la consulta de otros profesionales no entra dentro de la visión de un sistema eficaz, además de ser un desperdicio de talento y graduadas universitarias.
Efectivamente, las enfermeras están desaprovechadas, tienen capacidad para hacer muchas más cosas, resolver más y gestionar más, pero luego organizaciones como el SIMPA son las que se niegan a que las enfermeras tengan más autonomía y capacidad de resolución con la correspondiente cobertura legal, prefiriendo que estas permanezcan en ese gris de alegalidad con el que jamás se reconocerá legalmente su trabajo al completo.
 
Y si quieren ver cómo actúa un lobby les invito a ver el diario de sesiones de la comisión de sanidad y servicios sociales del congreso de los diputados del 23 de febrero del 2017. (https://www.congreso.es/public_oficiales/L12/CONG/DS/CO/DSCD-12-CO-128.PDF)
 
En definitiva, las enfermeras somos y seremos las primeras comprometidas con la mejora de la salud de los ciudadanos, no tengan duda, pero lo mismo que las necesidades de salud han ido cambiando, el sistema debe cambiar, debe modernizarse y reorientarse.
l trabajo multidisciplinar es hoy más necesario que nunca, la medicina necesita ser reforzada pero no necesita mucamas de lujo, y nunca habían tenido en las profesionales de enfermería compañeros de viaje mejor preparados para los retos que tenemos por delante, para tener un desempeño excelente en pro de la salud de los asturianos.
Respétenlas, conózcanlas, reconozcan su capacidad y compartan su liderazgo. No somos el enemigo ni una amenaza, la mayoría, si no todos los médicos del sistema ya lo saben, trabajamos juntos a diario y cada vez mejor, en un reconocimiento mutuo, alejado de paternalismos o corporativismos estériles.
  
05/01/2021
Junta de Gobierno
Colegio Oficial de Enfermería de Asturias
 

Saber más